Diakonia - gente que cambia el mundo
Foto: CEJIL

Visibilizando la situación de personas defensoras de derechos humanos

Entre el 1-4 de agosto, Michel Forst, relator especial para la situación de defensoras y defensores de derechos humanos de la ONU participó en una consulta regional sudamericana sobre la alta impunidad de las agresiones a personas defensoras de derechos humanos, con el objetivo de proveer insumos para la elaboración de un informe del Relator a publicarse en el 2019.

17/08/2018

La consulta se organizó en Lima, Perú conjuntamente entre la Oficina del Relator, CEJIL, Amnistía Internacional, el Fondo de Acción Urgente para AL y el Caribe, Diakonia y la Coordinadora Nacional de DDHH de Perú.

- El relator tiene mucha experiencia y un fuerte compromiso con los derechos humanos. Se valúa como muy positivo que realiza mucho trabajo en terreno. Hay bastante expectativa de la sociedad civil en el informe que va a elaborar, dice Rocío Palomino, Directora nacional de Diakonia en Perú.

En la consulta defensoras y defensores de varios países de la región presentaron los contextos y casos específicos de su territorio. Se dio a conocer una diversidad de luchas, entre ellas la lucha por la tierra y el territorio, el agua; por los derechos de pueblos indígenas, por la paz y las víctimas de conflicto armado y de la represión; de derechos sexuales y reproductivos y de las personas LGBTI.

- El intercambio entre las personas participantes de los diferentes países fue muy importante no solamente para visibilizar la situación ante el relator sino también para evidenciar que existen situaciones muy similares entre los países y que la sociedad civil está unida más allá de las fronteras, cuenta Rocío.

A través de las intervenciones en la reunión se apreció que la impunidad de las agresiones en la región está directamente relacionada con la inacción de los estados y su parcialidad con los intereses de los inversionistas; cómo las economías ilegales corrompen los aparatos públicos y la legislación así como también mantienen y fortalecen la criminalización de las personas defensoras.

Desafortunadamente se identificaron muy pocas buenas prácticas de los estados. Se mencionó las Defensorías del Pueblo y las Comisiones de la Verdad; pero en los países donde existen mecanismos de protección tienen muchas deficiencias y no cumplen su finalidad. En cuanto a las buenas prácticas y la resistencia de la sociedad civil, si hay muchas. Se mencionaron, entre otras, las acciones de desarrollo de capacidades y fortalecimiento organizativo, planes de autoprotección; registros y sistemas de información; fondos de protección; litigio estratégico, acciones de incidencia y propuestas de desarrollo de políticas públicas.

 El relator participó también en un taller con funcionarios públicos, causando muy buena impresión y proporcionando elementos que los funcionarios encontraron útiles. 

-  La visita del Relator ha sido muy importante ya que ha dado más visibilidad y legitimidad al discurso que venimos desarrollando hace más de dos años sobre la Declaración de NNUU de 1998, sobre el propio concepto de defensor, el derecho a defender derechos, la obligación de los Estados de reconocer y proteger a las personas defensoras, la denuncia de las agresiones, criminalización y estigmatización, concluye Rocío.