Diakonia - gente que cambia el mundo
Danilo Urrea de Amigos de la Tierra de América Latina y el Caribe (ATALC)

“Tenemos que seguir reclamando justicia”

El 2 de diciembre inició la cumbre de los pueblos en la ciudad de Santiago, de Chile. La cumbre congrega a organizaciones y articulaciones sociales de diversos territorios del mundo, para compartir experiencias, impulsar soluciones alternativas y fortalecer la organización y acción global, ante la catástrofe socioambiental. Danilo Urrea de nuestra organización socia, Amigos de la Tierra de América Latina y el Caribe (ATALC) nos cuenta sobre sus preocupaciones ante el cambio climático y sus expectativas del encuentro.

16/12/2019

La Cumbre nace como una reacción a la Conferencia de la Partes (COP), que se desarrolla durante las mismas fechas. La COP reúne a representantes de 197 países del mundo, miembros de las Naciones Unidas, para tomar decisiones sobre las acciones que se deben realizar para frenar el Cambio Climático.  

La COP ha recibido mucha crítica por parte de la sociedad civil, ya que no se ha logrado asegurar un cambio favorable, que pueda proteger y garantizar la sobrevivencia de la tierra. 

- Nosotros participamos en estos eventos porque queremos mantener una voz activa ante las decisiones que se tome en la COP. Es muy importante levantar las voces de resistencia del sur y aumentar la solidaridad global. En la cumbre hay diversas voces; campesinos, indígenas, movimiento de mujeres y representantes de la comunidad LGBTI; todos se reúnen exigiendo un cambio, cuenta Danilo Urrea.  

Danilo reconoce que es difícil llegar a tener influencia en las decisiones que se toman en la COP, pero afirma que la organización sigue haciendo incidencia ante los gobiernos y enfatiza que la participación de la sociedad civil, es el proceso mínimo de veeduría en un contexto de crisis de la democracia.  

- Hemos visto que se ofrecen soluciones falsas; la COP se ha convertido en un lugar donde las empresas promocionan negocios verdes, que reproducen el modelo trasnacional.   

- Este modelo genera violencia contra las y los defensores de la tierra y el agua y no hay respuesta de los gobiernos ante esta situación. Desde el pueblo tenemos que seguir denunciando y reclamando justicia para evidenciar, que la justicia climática y ambiental se trata de una desigualdad estructural y va mucho más allá que la reducción de gases de efecto invernadero, afirma Danilo.  

En los últimos años ha crecido un movimiento estudiantil llamado Fridays for Future, que ha cogido mucha fuerza en Europa. Le preguntamos a Danilo que piensa de esto y si ve que se pueden unir fuerzas entre este movimiento y la lucha por la justicia climática y ambiental de la región en América Latina. 

- Creo que es importante que haya una agenda más clara de lo que se exige, pero no es el momento de criticar, sino construir juntos. Es sustancial que haya muchas voces que reclaman justicia, independientemente desde que parte del mundo estemos trabajando, concluye.