Perú

En Perú Diakonia trabaja particularmente en la zona de los Andes que fue más afectada por el conflicto armado interno 1980-2000. La pobreza es extensa en esta región y las comunidades de la zona todavía sufren las consecuencias del conflicto.

Peru es un país de muchos recursos y con un crecimiento económico fuerte, aunque hay visiones críticas sobre su sostenibilidad. Hoy en día Perú está considerado como un país de ingreso medio pero la distribución de la riqueza es extremamente desigual y las diferencias económicas y sociales han crecido los últimos años. A pesar de avances legislativos promoviendo los derechos de las mujeres muchas todavía existen fuertes estructuras patriarcales relacionadas con roles y valores.

Cerca de 69 000 personas perdieron sus vidas en el conflicto armado interno entre los años 1980-2000. Los diez años del régimen de Fujimori dejaron al país en una situación de instituciones democráticas muy débiles y una falta de confianza del pueblo ante el estado de derecho.

Desafiando la desigualdad estructural
Los desafíos más grandes que enfrentan Diakonia y nuestras copartes en Perú están relacionados con la desigualdad estructural que existe en el país. Se está trabajando para que la desigualdad no afecte el acceso a la justicia y las reparaciones para las víctimas del conflicto armado interno, y para que la población más pobre y discriminada pueda ser parte de las oportunidades relacionadas con la democracia y la participación que brinda el proceso de descentralización que empezó en el año 2002.

Diakonia y nuestras copartes hemos alcanzado avances en nuestro trabajo por la democracia y los derechos humanos. Un ejemplo claro son los cientos de familias, víctimas del conflicto armado, que han obtenido justicia y las docenas de oficiales militares y otros agresores que han sido llevados ante la justicia y condenados por delitos contra los derechos humanos.