Diakonia - gente que cambia el mundo
Model.Layout.BloggImageAltText
Chocó es una de las regiones más afectada por el conflicto armado en Colombia. Chocó es una de las regiones más afectada por el conflicto armado en Colombia.

Un paso más cerca a la paz

Desde octubre de 2012 el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las Farc iniciaron un proceso de paz para intentar cerrar un conflicto armado de más de medio siglo, el cual ha generado graves problemas sociales, económicos, políticos y culturales para el pueblo colombiano, entre ellos, cerca de 200 mil personas asesinadas y más de seis millones en situación de desplazamiento. 

29/01/2016 Editor: Victoria Gillberg

Como contribución a más de tres años de esfuerzos, esta semana el Consejo de Seguridad de la ONU tomó una decisión histórica, votó por unanimidad para iniciar una misión que supervisaría una eventual acuerdo de paz entre las Farc y el Gobierno de Colombia.

Según Alberto Yepes, vocero de la Coordinación Colombia-Europa-Estados Unidos (CCEEU), ONG coparte de Diakonía, que coordina 285 organizaciones de derechos humanos en Colombia y también ha trabaja para la restitución de las víctimas, “se tiene la posibilidad de crear un acuerdo de paz histórico”, pero expresa su preocupación por aspectos como las negociaciones que deberá adelantar el Gobierno con otros grupos al margen de la ley como el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Igualmente, Yepes indicó que "también hay otros desafíos que no se van a solucionar en la mesa de negociación como las injusticias económicas y sociales que existen en Colombia. Esperamos que este sea el inicio de una movilización más grande”.

Así mismo, para (CCEEU), la amenaza más grave, no solamente para una paz perdurable sino también las reformas económicas y sociales que se necesitan en Colombia, son probablemente los grupos paramilitares que siguen amenazando y asesinando a defensores de los derechos humanos.

"Estos grupos se relacionan con intereses económicos muy fuertes en el país lo cual ha obstaculizado el proceso democrático. Nosotros como organización seguimos trabajando con el apoyo de Diakonía y la comunidad internacional para lograr un cambio”.