Diakonia - gente que cambia el mundo
Model.Layout.BloggImageAltText
stripe

Guatemala

En Guatemala trabajamos para aumentar la participación en los procesos democráticos relacionados con derechos humanos y equidad de género.

22/05/2014 Editor: Sotero Sincal Cuj Cuj

El trabajo de Diakonia en Guatemala está orientado a fortalecer las capacidades de la sociedad civil para la promoción y defensa de los derechos humanos, como una condición indispensable para  fortalecer el Estado de Derecho, construir la democracia y consolidar la paz. La dictadura y las injusticias socioeconómicas causaron en Guatemala un conflicto armado interno que duró 36 años y un informe financiado por la Naciones Unidas concluyó que las fuerzas del Estado cometieron “actos de genocidio” contra los pueblos indígenas en las regiones rurales del país.   

El contexto

Como país en vía de desarrollo y sociedad en post-conflicto, Guatemala sigue enfrentando múltiples problemas que la transición democrática no ha logrado resolver. El país sigue siendo uno de los más desiguales del mundo y la pobreza afecta a más de la mitad de la población total. La situación para los pueblos indígenas está peor aún y se estima que alrededor del 75% de esta población vive en condiciones de pobreza. 

Areas de enfoque en Guatemala

El objetivo del programa de Diakonia en Guatemala es fortalecer las capacidades de las organizaciones de la sociedad civil, específicamente las organizaciones de mujeres, jóvenes y pueblos indígenas, para que puedan exigir sus derechos y superar la discriminación y el racismo. La mayor parte de nuestras contrapartes son organizaciones locales de mujeres indígenas que buscan promover la participación política de las mujeres, prevenir la violencia contra las mujeres y acompañar a las compañeras que se atreven a denunciar casos de violencia o discriminación. Otro tema importante para nuestro programa es el apoyo a procesos de Justicia Transicional que buscan investigar y llevar a juicio a los responsables por las masivas violaciones de derechos humanos del pasado. 

Con el apoyo de Diakonia

En al año 2000, nuestras contrapartes CALDH y AJR iniciaron procesos legales para buscar justicia por las violaciones a los derechos humanos cometidos por el Estado durante la época de las dictaduras militares en Guatemala. Como resultado de este trabajo, en mayo del 2013, una corte guatemalteca sentenció al General Efraín Ríos Montt a 80 años de prisión inconmutable por los delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad cometidos contra el pueblo maya ixil durante los años 1982-1983, logrando así por primera vez en la historia de la humanidad una sentencia por genocidio en un tribunal de justicia nacional. Posteriormente, la Corte de Constitucionalidad de Guatemala  dejó en suspenso la sentencia y ordenó retrotraer el proceso por presiones de sector económico del país. No obstante, los sobrevivientes de genocidio han logrado hablar y dar a conocer la verdad ante todo el país y el mundo.