Diakonia - gente que cambia el mundo
Marcha en Lima contra el indulto de Fujimori. Foto: Pool Vásquez

”El indulto es una bofetada en la cara de las víctimas”

El viernes 2 de marzo, en el marco del 167º periodo de sesiones de audiencias temáticas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, representantes de la sociedad civil peruana participaron en una audiencia emblemática sobre las irregularidades del indulto del ex-presidente Alberto Fujimori. ”Nos alegra que tengamos un fuerte apoyo político de la CIDH” dijo Ana María Vidal, Secretaria Ejecutiva Adjunta de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, al terminar la audiencia.

06/03/2018

En 2009 el ex presidente del Perú, Alberto Fujimori fue condenado a 25 años de prisión por graves crímenes, considerados como lesa humanidad en el derecho internacional. La condena marcó un hito en la defensa de los derechos humanos, tanto en el país como a nivel global, ya que nunca antes un ex jefe de estado habia sido condenado por crimenes de este nivel. Pero la justicia para las víctimas hoy esta en riesgo.

El 24 de diciembre de 2017 el Presidente actual, Kuczynski, le otorgó un indulto humanitario a Fujimori, además de la gracia presidencial que lo exime de ser procesado en otros casos de violación de DDHH. El gobierno peruano presentó el indulto como un paso hacia el diálogo y la reconciliación, pendiente desde el fin del conflicto armado interno 1980-2000. Numerosos juristas y voceros de organismos internacionales (entre ellos NNUU, OEA, CIDH) han criticado la medida y señalado serias irregularidades en su aplicación.

Los sectores ciudadanos movilizados consideran que no es posible una reconciliación sobre la base de la impunidad, la arbitrariedad y la negación de verdad y justicia para las víctimas.

Es en este contexto que se desarrolló la audiencia denominada ‘Derechos humanos e indulto al expresidente Fujimori en Perú’ donde asistieron representantes de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH), el Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (DEMUS) y el Centro de Derechos Reproductivos (CDR).

Durante la audiencia la Comisión expresó su preocupación por las irregularidades del indulto. La presidenta de la comisión, Margarette May Macaulay, consideró que el indulto es una bofetada en la cara de las víctimas y el estado afecta la dignidad de ellas.  Además reafirmó que el deber de la Comisión siempre será con las víctimas, no con los estados.

-  Nos alegra que tengamos un fuerte apoyo político de la CIDH. Que los comisionados expresen muy claro que su deber es con las víctimas y no con los estados, eso ha sido  un paso importancia en la lucha contra la impunidad, señaló Ana Maria Vidal de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos.

Durante la audiencia DEMUS informó sobre el riesgo de impunidad que implica el indulto para el caso de esterilizaciones forzada, que espera resolución fiscal que denuncie a Fujimori, sus exministros y otros funcionarios insertados en la cadena de mando de un crimen perpetrado entre 1996 y el 2000 contra más de 200 mil mujeres y hombres, en su mayoría campesinas indígenas quechuahablantes en situación de extrema pobreza a quienes esterilizaron sin su consentimiento previo, libre e informado.

Asimismo, está pendiente de desarrollarse el juicio por la masacre de Pativilca.

- Es muy importante para nosotros que se haya podido levantar los derechos de las mujeres víctimas de esterilización forzada dentro de la audiencia sobre el indulto y que la presidenta de la CIDH haya reiterado la importancia de los derechos de las victimas y especialmente las mujeres, porque en estos casos las mujeres muchas veces son olvidadas, expresó Maria Ysabel Cedano, directora de DEMUS después de la audiencia.

- Ahora esperamos que la comisión se exprese muy claramente en el informe porque este caso no solamente es importante en Perú sino en toda la región por la impunidad tan fuerte que existe en muchos paises. Y que haya una respuesta positiva en la corte para que estos crimenes no queden impunes, concluyó Ana Maria Vidal.