Diakonia - gente que cambia el mundo
Rosalina González trabaja desde los 18 años por los derechos de las mujeres.

"Debemos tener los mismos derechos que los hombres y no nos vamos a dar por vencidas"

Nuestra organización socia, Asociación de Mujeres Indígenas de la Costa Atlántica de Nicaragua (AMICA) ha defendido los derechos de las mujeres en la costa atlántica de Nicaragua por más de 20 años. "Nuestro trabajo es luchar contra el monstruo que representa la violencia contra las mujeres. Cuando defendemos a una víctima no podemos tener miedo, debemos mostrar que somos fuertes y profesionales " dice Nora Hammer, abogada de AMICA.

31/01/2018

Los años 80 en Nicaragua fueron marcados por un conflicto violento entre los dos grupos armados, el Frente Sandinista de Liberación Nacional y Las contras; una guerra que no sólo dejó atrás víctimas de terribles abusos y violaciones de los derechos humanos, sino también muchas familias rotas.

- En nuestra región, hubo muchos que huyeron a Honduras durante el conflicto. Cuando volvieron no tenían nada. El número de madres solteras aumentó drásticamente durante la guerra y muchas de ellas no tenían educación y tampoco enviaron a sus hijas a la escuela. Por lo tanto, vimos que había una gran necesidad de organizarnos,  dice Rosalina González, quien ha formado parte de AMICA desde el inicio de la organización.

Comportamientos militares

Otro problema identificado fue la violencia que muchas mujeres vivieron cuando sus esposos regresaron a las familias con los traumas y el comportamiento militar de la guerra.

 - Mi esposo quería que yo caminara detrás de él en la calle para mostrar respeto. Le dije que no soy un soldado. Que no tenía la intención de hacer eso. Que si íbamos a estar casados ​​lo teníamos que ser bajo condiciones de igualdad. Las mujeres debemos tener los mismos derechos que los hombres y no nos vamos a dar por vencidas hasta que lo tengamos, dice Rosalina.

 AMICA trabaja por los derechos de las mujeres en varios niveles. Ofrece cursos de género y violencia e informan sobre los derechos y las leyes. Una gran parte del trabajo de la organización también es apoyar a las mujeres en los procesos legales. En los últimos años, el número de denuncias de violencia ha aumentado. Pero no solamente es negativo, porque significa que las mujeres ya no guardan silencio. Las denuncias son tanto de violencia psicológica como física. En varias ocasiones, AMICA también ha apoyado a familias de mujeres asesinadas.

 - Nuestro trabajo es luchar contra el monstruo que representa la violencia de los hombres contra las mujeres. Muchas veces el agresor recibe más apoyo por parte del Estado que las víctimas, pero cuando defendemos a las mujeres, no podemos tener miedo, debemos demostrar que somos fuertes y profesionales, dice Nora Hammer, abogada de AMICA.

Amenazada por su trabajo

 En varias ocasiones, Nora ha sido intimidada por su trabajo. Recientemente fue amenazada con arma blanca, por un agresor que se encuentra en un proceso legal en curso. Pero Nora no va a dejar que las amenazas obstaculicen su trabajo.

 -  Yo le dije; Si me haces daño, AMICA contratará a otra abogada y si la lastimas a ella, vendrá otra. Esto está en marcha y no puedes detenerlo, cuenta Nora.

También manifiesta que un cambio importante, identificado por la organización, es que las mujeres víctimas de violencia han comenzado a hablar más abiertamente sobre su situación.

 - La cultura nos ha enseñado que la violencia doméstica es un asunto privado, que no se debe contar a nadie. Ahora, todos saben que no es cierto, que la violencia es un problema estructural, continúa Nora.

Compartiendo sus experiencias

- Aquí en la región, varios factores tienen importancia. Ser mujer, pobre y de un pueblo indígena, lleva a un mayor nivel de discriminación y violencia, dice Rosalina.

 - Yo vengo de condiciones realmente pobres, cuenta Rodalina. No me importa lo que las personas digan o piensan al respecto. AMICA me ha dado una voz y yo cuento mi historia a otras mujeres para que entiendan que también pueden romper barreras, concluye Rosalina.