Diakonia - gente que cambia el mundo
Model.Layout.BloggImageAltText
La ministra Isabella Lövin con mujeres del proyecto.

“Prometo llevar su historias a Paris”

La semana pasada la ministra de desarrollo internacional Suecia, Isabella Lövin, junto a una delegación del Ministerio de Relaciones Exteriores, visitaron al pueblo Cebullullo para conocer el proyecto de la organización Agua Sustentable, coparte de Diakonia.

19/10/2015 Editor: Victoria Gillberg

La comunidad de Cebollullo es una de las 8 comunidades que componen la cuenca Sajhuaya, área que depende para la actividad agropecuaria del agua que descarga el glaciar Illimani en proceso actual de deshielo. La organización boliviana Agua Sustentable con el apoyo de Diakonia, Asdi y el Fondo Nórdico para el Desarrollo (NDF) logró identificar mediante estudios científicos la pérdida de 21% de masa total del glaciar en los últimos 30 años debido a incrementos de temperatura de entre 1.6 a 3.3 grados Celsius en alturas desde los 5,000 a 6,600 m.s.n.m en el mismo período.

"Lo que me preocupa es el calor. Por ejemplo no crecen los árboles de melocotón como antes y ahora hay más malezas y parásitos que atacan a nuestros cultivos.", cuenta Bertha Guarachi, una de las mujeres que hace parte del proyecto de Agua Sustentable.

Las comunidades iniciaron en 2011 la fase de implementación de medidas de adaptación al cambio climático a partir de la gestión del agua. Estas medidas incluyen la construcción de reservorios de agua, instalación de sistemas de transporte de agua, recuperación de acuíferos, y reducción del ciclo productivo para cultivos como maíz y frutales; así como ampliación y provisión durante todo el año de agua para consumo humano y garantizar las actividades especialmente agrícolas, que además de aportar a la seguridad alimentaria proveen de excedentes en el mercado local.

"Nosotros informamos y organizamos talleres sobre el tema de los cambios climáticos y como nos afecta. Las mujeres que participan en el proyecto tienen más autoestima y exigen sus derechos. Más mujeres quieren participar en el proyecto.", explica Paola Pachecho de Agua Sustentable.

La visita de la ministra Isabella Lövin, era una oportunidad para que las mujeres lideresas puedan compartir sus historias y obtener una voz en la COP 21, conferencia de cambios climáticos en Paris este año.

"El apoyo internacional al trabajo que estas mujeres están haciendo es muy importante. No es solamente un reconocimiento, es un respaldo a miles de hombres y mujeres que son los más afectados por los cambios climáticos.", dice Jorge Velazquez, director de Diakonia Bolivia.

Y la ministra se fue dándoles una promesa a las mujeres.

"Yo prometo llevar sus historias a la conferencia de cambios climáticos en Paris y negociar un buen acuerdo."