Diakonia - gente que cambia el mundo
Model.Layout.BloggImageAltText
Máxima Acuña. Foto: Elin Stenung

Máxima: “Tengo el valor y el coraje para seguir luchando”

Desde el año 2011 hay un conflicto entre la familia Chaupe y la empresa minera Yanacocha sobre la posesión del terreno “Tragadero Grande”, ubicado en el altiplano de Cajamarca, Perú. El Tragadero Grande es parte del terreno que quiere usar Yanacocha para su proyecto “Conga”, un proyecto que afectaría a las reservas de agua principales para las comunidades cercanas. 

21/04/2015 Editor: Daniel S Ogalde

- Para nosotros, esto no se trata de un conflicto entre solamente nuestra familia y Yanacocha, sino es algo que afecta a toda la población. Dónde van a vivir nuestros hijos, de qué van a vivir, sin tierra, sin agua, sin naturaleza?, dice Máxima Acuña de Chaupe, la peruana que se ha convertido conocida a nivel mundial como mujer defensora de la vida, el ambiente y los derechos humanos.

Violaciones de los derechos humanos

Durante estos años la empresa minera ha de una manera continua y abusiva intentado a despojar a Máxima de su terreno. La policía y personal de Securitas, la empresa de seguridad contratada por Yanacocha, se han presentado en el terreno y han amenazado a la familia en varias ocasiones. En un intento de desalojo en agosto 2011, Máxima y una de sus hijas fueron golpeadas y en febrero de este año una ampliación de la casa de la familia fue destruida por la policía y miembros de Securitas. La familia Chaupe ha denunciado estas violaciones de los derechos humanos pero todavía no se han llevado a cabo una investigación exhaustiva.

- Mi esposo ha quedado traumatizado por lo sucedido y tiene miedo de cómo será nuestro futuro. Yo también sufría mucho, hasta que llegó el momento cuando me pasó el dolor y empecé a reaccionar.

El proceso legal falta por terminar

Máxima posee documentos que muestran su permanencia en el terreno desde el 1994. Por su parte, Yanacocha tiene unos del año 1996 que no incluyen el predio de la familia Chaupe. Aun así, en 2012 Yanacocha le acusaron a Máxima de ocupación ilegal de su terreno y el Juzgado Penal de Celendín le sentenció a la familia Chaupe por delito de “Usurpación agravada”. Tras de varias apelaciones tanto por la familia Chaupe como por Yanacocha, la batalla legal culminó en diciembre del 2014, absolviendo a la familia Chaupe por el delito. Sin embargo, el proceso legal falta por terminar, como la defensa de Yanacocha ha manifestado que van a llevar el proceso ante la Corte Superior de Justicia. A pesar de que ha sido un proceso largo y duro, Máxima no dudaría en hacerlo todo de nuevo. 

- Acá no hay nadie quien nos exilie. Hay muchas mujeres que enfrentan problemas similares al mío. Quiero ser un buen ejemplo y espero que mi lucha pueda ser una motivación para ellas.

La lucha continua

La familia Chaupe sigue con la preocupación y el temor por nuevos amenazas e intentos de desalojo, vigilada diariamente por la policía y personal de la empresa minera.

- Somos del campo, vivimos de la tierra. Aunque no tengo la educación o el dinero, tengo el valor, el coraje y la energía para seguir luchando por la naturaleza y nuestros derechos.

 Texto: Gabriella Berglund