Diakonia - gente que cambia el mundo
Model.Layout.BloggImageAltText
Ludwing Gómez es secretario de asuntos jurídicos y laborales de la junta nacional de la USO (Unión sindical obrera de la industria del petróleo).

“El activismo sindical es la actividad más peligrosa en Colombia”

La Unión sindical obrera de la industria del petróleo (USO) tiene más de 90 años de existencia. Siendo uno de los primeros sindicatos en Colombia que lucha por los plenos derechos de los trabajadores de la industria petrolera trayendo a la memoria una historia de mucha resistencia. Hoy enfrentan el desafío de las constantes amenazas de grupos armados y la desigualdad entre diferentes tipos de contrataciones en la industria. 

25/02/2015 Editor: Daniel S Ogalde

Ludwing Gomez es secretario de asuntos jurídicos y laborales de la junta nacional de la USO (Unión sindical obrera de la industria del petróleo). Hace quince años que trabaja para Ecopetrol, la empresa estatal petrolera mas grande de Colombia. Desde el inicio vio la falta de derechos de los trabajadores y empezó a ser activo en el sindicato.

- Yo ingresé a la refinería en el medio del auge de la subcontratación de las empresas contratistas. En ese momento para el año 2002 la ciudad de Barrancabermeja estaba siendo sometida por los paramilitares de una manera violenta.

Compañeros asesinados

Defensores de derechos humanos, líderes sociales, estudiantes y sindicalistas fueron asesinados, así como fue el caso del compañero Rafael Jaimes Torra, tesorero de la USO Barrancabermeja que fue asesinado por enfrentar el modelo privatizador y hasta años después se logró demostrar que la orden del asesinato fue dada por el dueño de una firma contratista para la cual USO estaba reclamando mejores condiciones laborales.

- Ese mismo compañero dio una fuerte pelea para lograr mi vinculación con Ecopetrol entonces la muerte de el él en especial me hizo tomar la decisión de sumarme en a la lucha.

Cuando nos encontramos con Ludwing en la ciudad de Barrancabermeja en el Magdalena Medio, corazón del país, estaba acompañado por sus escoltas. Con apenas 33 años tiene mucha experiencia de los riesgos que implica luchar por los derechos laborales en Colombia. Colombia es uno de los países donde ejercer el activismo sindical es mas más peligroso en el mundo. Muchas personas han entregado sus vidas en la lucha por sus derechos laborales.

- Hemos recibido muchas amenazas de muerte; no sólo en nuestros sitios de trabajo y en las redes sociales sino también en nuestras propias casas, existen poderes fuertes que quieran acabar con el movimiento sindical.

Cientos de asesinatos

Según las estadísticas, los últimos 30 años hay mas de 107 asesinatos de personas dirigentes y activistas sindicales solo de la USO, también existen muchos casos de desplazamiento y exilio por causas de amenazas y violencia. La impunidad de los crímenes contra el movimiento sindical es muy alta, solamente tres de los 107 casos de asesinatos han tenido fallo. En estos casos los condenados son representantes de empresas petroleras, paramilitares y representantes miembros de la fuerza pública.

-Cuando se ve afectado el interés económico, en el contexto que vivimos, es mas más fácil matar al dirigente o a un representante del sindicato que darle solución a la problemática de la población trabajadora, enfatiza Ludwing.

Inseguridad laboral

El sindicato USO tiene al redor de 25.000 afiliados/as en todo el territorio nacional de Colombia. Los afiliados son trabajadores de empresas nacionales, multinacionales y contratistas. En la industria petrolera la tercerización (subcontratación) es un fenómeno fuerte. Ecopetrol, la mayor empresa petrolera en el país tiene 8.800 contratados directos y 79.000 trabajadores tercerizados.

-La población mas vulnerables es la población tercerizada. Cuando empresas subcontratan actividades, los empresarios muchas veces violan los derechos de los trabajadores para producir mayor ganancia. Muchos trabajadores ni saben quien es su empleador, su jefe directo por esta estructura.

Industria lucrativa- trabajo riesgoso

La industria petrolera es una de las industrias más lucrativas del país, pero para los trabajadores el trabajo es muy peligroso, enfrentan riesgos físicos como quemaduras y e intoxicación por los químicos fuertes que se utilizan en la producción. Haciendo frente a la situación de la alta tercerización y los riesgos de la industria, la USO está buscando lograr una negociación de derechos a nivel nacional, para proteger los trabajadores y evitar inequidades entre las diferentes tipos de contratación.

-Hoy los trabajadores están luchando por un derecho mayor que la reivindicación de los salarios, luchan por recuperar el derecho a la dignidad. Porque el tratamiento que se venía dando a estos trabajadores era inhumano, humillante, degradante en el ser de la persona misma. Lo que más ha motivado a estas personas es ganar respeto y dignidad.

Las respuestas del estado no son suficientes

Varios representantes de la USO tienen, igual a que Ludwing, esquemas de protección de la UNP (Unidad Nacional de Protección). En agosto del año pasado el director de la USO Centro sufrió un atentado, se disparórecibió doce impactos de balas en su vehículo. Ludwing opina que las respuestas del estado solamente es una solución de corto plazo que no resuelve la problemática a su profundidad.

-Sigue existiendo el objetivo estratégico de los grupos armados,; que es eliminar el movimiento sindical. La violencia también se viene complementando con la judicialización de la protesta social. Hoy mismo la USO tiene dos representantes en la cárcel a pesar de que el derecho a la libre asociación está inscrito en la constitución nacional.

Diakonia apoya a la red “, El Eespacio de trabajadores y trabajadoras de Derechos Humanos” del Magdalena Medio,, cuyo la USO forma parte de esta red.